Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Alternativas para literalmente escapar de Bogotá el fin de semana

En: Inspiración

Quienes nos leen en Aldeanos Digitales ya habrán leído hace poco sobre nuestro más reciente proyecto de hospedaje aquí en nuestros «Headquarters» (un término muy grande para un portátil en una mesa con un pocillo de café) y de lo mucho que hemos aprendido con nuestros huéspedes, en especial de sus historias de viaje.

Y es que es chévere de vez en cuando no pensarla mucho y coger carretera, así sea para comerse una arepa boyacese con chocolate en una tienda de un pueblo cercano. Como nos gusta tanto ese plan, y como consultamos con frecuencia el sitio web de AirBnB para ver cómo están las reservas de nuestras cabañas, se nos hizo buena idea compartirles el top de alternativas para literalmente escapar de Bogotá el fin de semana.

Para este top tuvimos en cuenta:

  • Que quede a menos de 2 horas de Bogotá, para que le quede buen tiempo para descansar después del trancón saliendo de la ciudad.
  • Que no sea muy costoso para que sea un gusto, no un sacrificio. Y para que regrese.
  • Que ofrezca cosas para hacer. Así esté tan mamado que no va a hacer ninguna, lo inspirará a incluir su bicicleta en su próximo paseo.
  • Que tenga buenos comentarios. Una cosa son las fotos y otra es la experiencia de quienes visitaron el lugar, en especial con la comida y la hospitalidad.

Y la región, en este caso la Sabana de Bogotá. Más adelante estaremos cubriendo otros lugares y regiones del país.

Escapar de Bogotá, desde Guasca hasta Nemocón: Un fin de semana lleno de arqueología, historia y chocolate caliente

Cosas chéveres

  • Se puede llegar por La Calera o por Sopó
  • Varios sitios turísticos (Laguna de Guatavita, Termales de Guasca, Pictogramas y Petroglifos -los únicos de su tipo en toda la sabana.
  • Mercado campesino con una gran variedad de productos orgánicos (los domingos en Guasca)

Cosas no tan chéveres

  • Poca información turística
  • Hay poca oferta gastronómica en los pueblos. No es que no haya buena comida sino que por lo general ofrecen lo mismo, toca buscar un poco para encontrar buenos restaurantes.
  • Devolverse a Bogotá


Cabaña para 2 – cerca a termales

 

Guasca, Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $120.000
  • Incluye desayuno
  • Queda al lado de los Petroglifos, patrimonio arqueológico del país
  • Queda a 300mts de los Termales de Guasca


Cozy guest house on the mountain

 

Nemocón , Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $150.000
  • Incluye desayuno
  • Cerca a la Mina de Sal de Nemocón, el Desierto de la Tatacoíta, la Mina de Sal de Zipaquirá y la Represa del Neusa.

Hermosas cabañas con vista al embalse de Guatavita

 

Guasca, Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $180.000
  • Incluye desayuno
  • Servicio de Sauna y salón de eventos
  • Cerca a la pista de Parapente de Pionono
  • Sus anfitriones son devotos cristianos

Entre Chía y Tabio: Descubriendo pequeños tesoros ocultos

Cosas chéveres

  • Ámplias vías de acceso por la Autopista Norte
  • Gran oferta gastronómica a lo largo del trayecto Chía-Tabio-Cajicá.
  • Cerca a las Minas de Sal de Zipaquirá y el parque Jaime Duque

Cosas no tan chéveres

  • Poca información turística
  • Queda tan cerca de Bogotá que no alcanza a desconectarse por completo de la ciudad.
  • Hay muy pocos comentarios de otros huéspedes por ser propiedades recientes en AirBnB.

Cabaña campestre muy bonita cerca a Bogotá

 

Chía, Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $170.000
  • NO incluye desayuno

cabaña madera Cajica

 

Cajicá, Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $170.000
  • Incluye desayuno
  • Se pueden realizar eventos
  • El Nudo naturismo(?) está permitido

Hermosa Casa Chalet en finca Tabio

 

Tabio, Cundinamarca, Colombia

  • Precio promedio por noche/cabaña: $170.000
  • NO incluye desayuno
  • Caben hasta 7 personas
  • Tiene chimenea y TV por cable

Vale la pena sacar un tiempito en medio de tanto afán para escapar de la ciudad y recuperar un poco el tiempo que perdemos en medio de trancones, filas y citas médicas. Una de las cosas que más nos ha llamado la atención de la experiencia de nuestros huéspedes es la función «terapéutica» que tienen estos lugares, que se refleja en sus caras cuando les llevamos el desayuno a la cabaña. Muchos llegan con problemas de sueño o con una dieta estricta debido a su estilo de vida que por lo general está sobrecargado de stress, pero parece que por acá no llega. Y para comprobarlo les proponemos lo siguiente:

Hagan su reserva por AirBnB para la primera cabaña de este listado mencionando este artículo y les damos un descuento especial (dependiendo de la disponibilidad). Si no tienen tarjeta de crédito pueden contactarnos por la Fanpage de Petroglifos Pajarito. Eso sí, NO recibimos dinero en efectivo.
A %d blogueros les gusta esto: