Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Construir y vivir en una Tiny House en Colombia

En: La Guía

Una Tiny House en Colombia es algo así como tener la mitad de espacio de una vivienda de interés social, a un cuarto del precio. Sin embargo no es un proyecto urbano ya que carece de muchas comodidades y requerimientos de espacio propios de la ciudad, pero al estar alineado con nuestro plan de vivir y trabajar fuera de la ciudad se hizo completamente viable y satisfactorio.

Un poco de historia

Aldeanos Digitales | viviendo en una Tiny House en Colombia

Las Tiny Houses o «casas pequeñas» son un movimiento con gran acogida en Europa y estados Unidos.

Hace tres años que vivimos en una Tiny House. Este concepto fue creado a mediados de los años 90 e implementado en el año 2005 como un plan de contingencia para los damnificados del Huracán Katrina en Estados Unidos, que llevó a construir casas pequeñas y provisionales para los damnificados de este evento natural. Estas casas tuvieron gran acogida por parte de sus habitantes y entusiastas, que encontraron en la funcionalidad del espacio una alternativa sostenible, ya que a menor espacio mayor facilidad para mantenerlo.

Con el tiempo, los entusiastas de este movimiento comenzaron a publicar contenidos sobre el tema como el famoso Jay Shafer quien logró integrar la estética de una casa convencional y la portabilidad, creando una casa (no un trailer) rodante y completamente funcional.

Detrás de una Tiny House hay una cantidad de soluciones y reflexiones sobre el espacio real que necesitamos los seres humanos para vivir. Como habitantes permanentes de una Tiny House podemos decir que el mayor descubrimiento ha sido la funcionalidad.

Para que se hagan una idea nuestra casa tiene 18 metros cuadrados en dos plantas de 9 metros cuadrados cada una y una mini-habitación de unos 4 metros cuadrados; En teoría podemos dormir 4 personas en 22 metros cuadrados, que es más o menos el área de una sala-comedor de un apartamento promedio de ciudad.

Para nosotros no fue que «es que realmente uno necesita muy poco para vivir bien» como nos dice la gente cada vez que conoce la casa, sino que en serio nos sobraban muchas cosas cuando vivíamos en un apartamento de ciudad hace tres años y decidimos re-plantear el espacio, más que para hacerlo pequeño, hacerlo funcional. El resultado ha sido un lugar que utilizamos al 100%, donde ni falta ni sobra nada.

Diseñamos nuestra propia Tiny House en Colombia sin ser arquitectos ni tener la mínima noción de construcción, pero al ser tan pequeña fue muy fácil corregir y mejorar lo que teníamos pensado en el papel.

Buscando en carpetas viejas encontramos los bocetos de lo que un año después se convertiría en nuestra casa:

Obviamente a la hora de hacerlo realidad surgieron varios retos (por no decir inconvenientes) que nos hicieron modificar el diseño hasta llegar al resultado final. Sin embargo la experiencia de crear un espacio pensado en el uso del mismo, más que en las cosas que caben en él ha sido un gran aprendizaje que hemos aplicado en diversas áreas. La simplicidad se convierte en una gran herramienta para hacer su vida y su trabajo portables.

Después de tres años viviendo en una Tiny House no hemos tenido la necesidad de tener más, por el contrario nos hemos inspirado a hacer más con menos.

Aldeanos Digitales | viviendo en una Tiny House en Colombia

Tablas más, tablas menos, este fue el resultado de lo que teníamos en los planos en el mundo real. Aquí vivimos hace dos años.

Después de nuestra casa construimos dos Tiny Houses más, restauramos una casa campesina y creamos nuestro propio negocio de hospedaje en AirBnB ya que aprendimos a hacer más con menos. Como resultado del «romance» de construir nuestra propia casa y de compartir nuestra experiencia con otras personas a través del hospedaje, encontramos que es mucho más gratificante crear espacios pequeños y funcionales donde suceden grandes cosas (dormir una noche en medio del campo, convertir la naturaleza en la sala de nuestra casa, etc.) que lo que vivíamos a diario en la ciudad, que era todo lo contrario.

¿Es una idea o negocio rentable construir una Tiny House en Colombia?

La inquietud que siempre hemos tenido es: ¿por qué si es una idea tan buena y sostenible casi nadie lo hace? Buscando en Internet sobre «Tiny House en colombia» encontramos algunas cosas, como este proyecto de Colectivo Creativo en Matapalo, Colombia y una oferta creciente de cabañas de alquiler que en teoría son Tiny Houses, pero ninguno de estos proyectos parece ser de vivienda permanente. Los modelos alternativos, ya sea de vivienda, energía, trabajo o movilidad tienden a ser cada vez mayores y prometen dar solución a los grandes problemas de la vida moderna, pero de ahí a adoptarlos y hacer un negocio rentable de ellos, hay mucho trecho. Parece que vivir y trabajar fuera de la ciudad, más que un sueño es un reto; un reto que hemos superado y que compartimos con ustedes en caso que quieran ser nuestros próximos vecinos.

¿Conoce usted otros proyectos de Tiny House en Colombia o quisiera crear su propio proyecto? Déjenos sus comentarios 😉

A %d blogueros les gusta esto: