Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Autocompasión: Sea un defecto o una estrategia es un estilo de vida bastante productivo

En: Opinión

La autocompasión si se ponen a ver es una reacción natural y sensata cuando nos sentimos derrotados, y más fácil de llevar por las personas a su alrededor que el orgullo.

Traducido a la vida cotidiana, la autocompasión es un juego de ideas atadas estratégicamente para que quien la ejerce termine de una u otra forma beneficiado por la situación. Y qué mejor que la comedia para explicarlo:

Que nos hace suponer que de alguna manera y sin ser conscientes de ello, hay conflictos que es mejor dejar abiertos y «sangrando» emocionalmente porque de alguna forma son productivos.

Digo sin ser conscientes porque de lo contrario se llama manipulación y es un tema muy denso del que no creo que escriba pronto.

La autocompasión podría entenderse como «disparar penas al aire como perdigones de escopeta para ver qué (o quién) cae». Y si bien todos conocemos a alguien cuyo estilo de vida está fuertemente cargado de autocompasión, todos conocemos ese estado o reacción porque lo hemos vivido y conocemos su eficiencia porque así aprendimos a obtener regalos y mimos adicionales de nuestros familiares cuando éramos pequeños.

Ahora, no se trata de reprochar la autocompasión ni defenderse del idiota como recomiendan en el video (recuerden que es comedia). Pero es muy práctico reconocer nuestras características como seres humanos sociales para aprender a leer las intenciones «entre líneas» de los demás.

Porque las interacciones sociales involucran un complejo sistema de gestos, palabras e ideas en las que al final se establece una transacción entre la intención de una persona y la disposición de la otra. Frases como «dígame las cosas sin rodeos» suelen funcionar como comodines en una conversación para llegar a un punto concreto, pero desde el punto de vista de la autocompasión puede ser el fin de una negociación de quejas por beneficios.

Y en defensa de la autocompasión (así no la practique con frecuencia), es una actividad productiva porque el truco consiste en exponer una situación personal difícil y reconocer su propia mala suerte para que alguien, con una perspectiva menos dramática y difusa de la situación le dé una solución; y muchas personas logran un estilo de vida envidiable cuando aprenden a administrar sus desgracias y mantener interesados a sus benefactores.

La autocompasión es una característica tan interesante que si la mezcla con la autoredención y las aplica en su vida diaria, puede decir orgullosamente que se ha convertido en un Conchudo.

A %d blogueros les gusta esto: