Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Clickbait: El riesgo de desinformarse

En: Opinión

Aldeanos Digitales - Clickbait y la desinformación

Un ejemplo clásico de Clickbait: El titular cuenta solo una parte de la historia.

La definición de Clickbait es muy simple: Es un anzuelo de clicks.

Todos sabemos lo ridículamente grande que es Internet en términos de contenidos, y al igual que con la sobre-población, con el fin de atender la demanda se compromete la calidad. El término Clickbait se está volviendo popular en el medio de los bloggers y productores de contenido ya que su propagación es enorme y el contenido es prácticamente aire, algo así como almorzar crispetas.

¿Por qué los blogs o los «Hubs de contenido» producen tanto Clickbait?

Por que la calidad del contenido es el verdadero capital que nos diferencia y nos permite mantener nuestros blogs vigentes en el tiempo, sin embargo el mercado de los contenidos funciona diferente.

En general todas las acciones que realizamos en Internet pueden traducirse en números, y los números en plata. Para hacer la historia corta existe un término que es el CPC (Costo por click) que es el precio en dinero del click que hacen en nuestros contenidos, y entre más clicks se hagan para ir de un sitio a otros lugares para comprar cosas, más posibilidades tenemos de recibir el precio en conjunto de todos estos clicks.

Entonces, si yo creo contenidos para que muchísimas personas hagan click en ellos puedo ganar plata. Así funciona.

Como el objetivo es generar tráfico en los sitios, las personas y empresas que se dedican a este negocio han creado cualquier cantidad de modelos y estrategias para capturar clicks en cantidad, sacrificando en muchos casos la calidad del contenido destino.

Porque una vez hecho click en el titular del anuncio deja de ser relevante el contenido, ya que el CPC ya se redimió. desde este punto de vista, como parece ser más importante lo que lleva al contenido que el contenido mismo, terminamos atiborrados de anuncios muy persuasivos que desembocan literalmente en pendejadas. Estos son ejemplos de anuncios Clickbait populares en la red:

  • Este es el (__________) del que todo el mundo está hablando.
  • (__________) hizo (__________), ¡no vas a creer lo que pasó después!
  • Ella parece de 25 pero tiene 51. Descubre su secreto en este video.
  • Descubra cómo este hombre produce $5000 dólares al mes desde su cama.
  • Los empresarios de (__________) están furiosos con este descubrimiento.

Hacer click en un anuncio Clickbait produce tres resultados inmediatos: Viralidad, decepción y desinformación

Siendo el tercero el más corrosivo, ya que es cada vez más difícil encontrar contenidos de calidad en la red. La desinformación es el acto de proporcionar información imprecisa, o en este caso irrelevante. Como los buscadores se basan en la información más popular para presentar los resultados de búsqueda, y los Clickbait tienen una capacidad asombrosa para viralizarse (porque uno no se queda con las ganas de saber qué le pasó al tipo que hizo tal cosa y el resultado fue sorprendente), con el tiempo vamos a encontrar que los contenidos más relevantes cuando buscamos algún tema de interés terminan siendo retazos de información incompleta o imprecisa; pero como salió de primerito en Google debe ser cierto.

El Clickbait no es un virus ni algo de lo que debamos protegernos. Solo es un efecto colectivo.

Elegir un producto por la calidad del mismo es algo que hacemos porque sabemos que lo barato termina saliendo más costoso después. Con los contenidos sucede algo parecido, solo que no nos enfermamos ni se nos rompen las costuras mientras los usamos, simplemente nos desinformamos. Que no parece grave hasta que nos enteramos de que el mundo se está desbaratando cuando es demasiado tarde ¬¬

A %d blogueros les gusta esto: