¿Cómo vivir tranquilo en un entorno abusivo?

En: Opinión

Vivir tranquilo se convierte en un reto cuando las reglas de juego en el lugar donde vivimos cambian de la noche a la mañana.

Y no me refiero precisamente a nuestro país Colombia (a pesar de que actualmente reúne todos los méritos) sino a todos estos lugares cuya cultura e identidad colectiva depende de la vanidad, o en otras palabras en esos lugares donde crecimos pensando y creyendo que aquí no hay oportunidades y en el exterior (Europa y Estados Unidos) valoran mejor nuestro talento.

Lo cual es cierto: Otros países lograron capitalizar el talento de sus habitantes a cambio de la promesa de un nivel de vida digno y compensado para que puedan vivir tranquilos. Cosa que no pasa aquí.

Sin embargo el concepto de vivir tranquilo no radica en el país o la situación. Para vivir más tranquilo hay que reducir la dependencia a los «beneficios» de vivir en ese lugar adaptando su estilo de vida

Realmente son cambios que en teoría no son complejos pero es difícil ponerlos en práctica ya que estamos acostumbrados a que «el gobierno» o «la empresa» nos solucione cosas que no deberían fallar tanto. Un par de ejemplos:

«Ahhh es que el sistema de salud es una mieeerda, llevo con gastritis dos semanas y la EPS no me atiende».

Hay varios factores como una mala alimentación, estrés (sobre todo este) y comer a deshoras que dan como resultado acidez, gastritis y problemas digestivos en general; pero seguro no habrá pensado en cambiar de dieta y buscar cómo vivir tranquilo y en paz, lo cual no cubre la EPS y va a hacer que dependa menos del sistema de salud.


«Ahh es que nos toca pagar impuestos por todo y el sueldo es el mismo, encima de eso trabajamos el doble desde la casa desde que comenzó la puta pandemia».

Absolutamente cierto, como también es cierto que todo tiene límites y a veces por miedo a perder el trabajo (o más bien el sueldo fijo) permitimos que se aprovechen de las circunstancias y nos asignen más tareas lo cual produce estrés, problemas digestivos y dependencia al sistema de salud.

Históricamente, sea de un solo golpe o de a poquitos vamos a tener que pagar más por todo así que hay dos opciones: Generar más fuentes de ingreso (lo cual es muy difícil como empleado) o consumir menos, que en lo personal fue mi estrategia para hackear los ajustes económicos de los últimos 10 años.


Vivir tranquilo en un país abusivo | Aldeanos Digitales

Vivir tranquilo y en paz depende de cada quien, pero mientras sigamos teniendo las mismas aspiraciones que nos vende la cultura en que vivimos pues habrá mucha gente interesada en controlar la forma en que satisfacemos esas aspiraciones. Ojalá con mucho esfuerzo y sacrificio.

Mientras vivimos trazamos metas y objetivos para sentirnos realizados; y hay personas que saben convertir esas metas en productos y servicios que compramos con lo que producimos trabajando. Pero en esa dinámica hay ciertas «reglas» que se aplican para que no sea fácil cumplir con estas aspiraciones para que la relación entre lo que queremos y lo que nos ofrecen perdure en el tiempo.

Pues bien, un entorno abusivo es donde no hay equilibrio entre nuestro esfuerzo y lo que podemos obtener como recompensa, de ahí que si queremos vivir tranquilos en estas condiciones pensaría que un buen comienzo es dejar de depender antes que exigir.