Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Cosas le gustaría saber sobre el negocio de hospedaje en el campo

En: Opinión

El hospedaje en el campo es una tendencia de negocio creciente a raíz de la efectividad de las plataformas de gestión de hospedaje como Airbnb y de la aparente rentabilidad que estos negocios ofrecen, en especial por ser lugares ideales para descansar el fin de semana y escapar un poco de los afanes de la ciudad.

Seguramente usted o un amigo suyo han tenido recientemente la idea de «comprarse un terrenito y construir una cabaña para alquilarla por Airbnb», que además cumple un poco ese sueño romantico de tener un lugar íntimo para descansar de vez en cuando el fin de semana y su vez percibir ingresos cuando no se usa. En teoría el proyecto cumpliría este sueño, pero es mucho, muchísimo más complejo y costoso hoy en día de lo que puede parecer.

Esta tendencia al igual que otros proyectos que solucionan necesidades puntuales (como transporte, hospedaje, comida, etc.) son cada vez más populares gracias a la economía colaborativa, pero por el mismo motivo generan un «efecto burbuja» que hemos tenido la oportunidad de experimentar en los últimos años y que me inspira a escribir este artículo.

Qué es una burbuja económica y cómo afecta al hospedaje en el campo?

Hospedaje en el campo y efecto burbuja | Aldeanos Digitales

Pila de bicicletas como resultado del efecto burbuja en el servicio de transporte urbano en China. Foto: www.theatlantic.com

Según Wikipedia «Una burbuja económica (también llamada burbuja especulativa, burbuja de mercado o burbuja financiera) es un fenómeno que se produce en los mercados, en buena parte debido a la especulación, que se caracteriza por una subida anormal, incontrolada y prolongada del precio de un activo o producto, de forma que dicho precio se aleja cada vez más del valor real o intrínseco del producto.»

O en otras palabras llega alguien con «visión» y crea un tipo de experiencia de hospedaje exitosa que otros replican en poco tiempo debido a que el lugar mantiene lleno, y les da cierta garantía de que su proyecto funcionará igual o mejor porque «eso es lo que está pegando».

Y todo esto es completamente cierto, pero conseguir un terreno y construir una cabaña -basados en 4 años de experiencia en este negocio- a duras penas constituye la mitad de lo que se necesita para que sea un negocio exitoso, y es realmente poco para asegurar que será un negocio estable.

¿La razón? Simple. Las burbujas estallan.

Estas son tres grandes consideraciones que debería tener antes de iniciar un proyecto de hospedaje en el campo

Podría pensarse que escribo este artículo porque hay mucho negocio nuevo de hospedaje en el sector y busco desmotivar a la competencia. La verdad es que no me preocupa porque nuestro negocio fue diseñado para resistir estos efectos desde el principio; lo que sí creo es que ni el municipio ni los nuevos «emprendedores» alcanzan a prever y proyectar los efectos de un crecimiento tan repentino y especulativo de negocios de hospedaje en el campo, especialmente en temas de medio ambiente y ordenamiento territorial.

Si está a punto de invertir o asociarse con alguien para armar Domos transparentes en un potrero con vista al embalse, tenga en cuenta lo siguiente (ojalá me hubieran advertido esto a mi en su momento):

1. El secreto del hospedaje en el campo radica en sus anfitriones

Después de mucho tiempo nos dimos cuenta de que nuestros huéspedes valoran mucho que los anfitriones estemos cerca por el simple hecho de saber que hay alguien que conoce a fondo el entorno donde se están hospedando y que puede asistirlos si lo necesitan. Claro, usted puede contratar a alguien para que esté pendiente pero nunca será lo mismo o representa un gasto adicional en su plan de proyecto porque un entorno rural exige mantenimiento constante, de lo contrario el abandono lo deteriora rápidamente.

2. Los gastos logísticos y de mantenimiento suelen triplicar lo estimado

Supongamos que consigue un lote barato en arriendo para un proyecto ecoturístico y calcula que el negocio le permite cubrir el valor del arriendo en pocos meses, lo cual es bastante posible; pero si es barato es porque llegar desde el pueblo más cercano no debe ser fácil o porque carece de servicios esenciales para el negocio (agua potable y/o electricidad). Ahora, si suma el mantenimiento de áreas comunes, operarios y transporte de alimentos para el negocio en esas condiciones notará que el retorno de inversión no es cuestión de meses sino de años.

3. El hospedaje rual está de moda y los dueños de los predios lo saben

Después de una semana buscando casas rurales en arriendo para un amigo cercano llegamos a una conclusión, y es que el arriendo de una casa decente con un lote pequeño cuesta hoy en día lo mismo que un apartamento en Bogotá (alrededor de 1 millón de pesos), cuando hace un par de años costaba la tercera parte. La razón es que todo este efecto burbuja exagera la percepción del valor de los productos y servicios relacionados, creando la falsa percepción de que si alguien de la ciudad alquila una casa rural es porque va a montar un negocio de hospedaje en el campo y por supuesto el dueño del predio querrá beneficiarse.

En conclusión, las experiencias de hospedaje son un negocio que requiere dedicación, bastante presupuesto y sobre todo paciencia para mantenerlo a flote ya que en la vida real es más logístico que romántico.

Si le gustó el tema de la burbuja escribimos otro artículo sobre la dicha de vivir en el campo y el desconcertante efecto burbuja.

A %d blogueros les gusta esto: