Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Despersonalización, cuando la mente prefiere ir de copiloto

En: La Guía

Despersonalización es la forma técnica de describir una sensación muy particular que tiene que ver con la salud mental.

Quise escribir sobre esto por dos razones: La primera porque explica técnicamente el «No me hallo» que sentimos a veces y que nos convierte en personas temporal y ligeramente insoportables, y la segunda porque nos sucede a todos pero parece que somos pocos los que tenemos suficiente tiempo para analizar y aprender de estos estados, y sobre todo para convertirlos en algo productivo.

Es que desde hace varios meses llevo experimentado episodios de despersonalización

En términos simples porque no soy psicólogo ni nada por el estilo, es como si de repente uno no se siente a sí mismo, o no se siente uno (igual es difícil de explicar). Como en los vídeo juegos uno cambia de primera a tercera persona. En fin.

Lo interesante es comprender qué tipo de situaciones pueden provocar la despersonalización y cómo atenuarlas hasta que sean insignificantes. No me voy a poner a desparramar acá mis dramas personales pero sí tiene que ver con la forma en que afrontamos el fracaso y manejamos nuestras expectativas, ya que si no aprendemos de eso que no resultó como esperábamos y no nos adaptamos a las consecuencias de este resultado inesperado, pues se crea una especie de «realidad fantasma» que visitamos de manera -quizás inconsciente- y que nos separa por instantes de quienes somos realmente.

¿Y cómo se maneja la despersonalización para que no se convierta en algo serio?

Despersonalización y salud mental | Aldeanos Digitales

Como decía anteriormente es una manifestación «normal» de la mente y nos referimos a ella de distintas maneras (está Chinche, está una jartera, etc.), pero no quiere decir que no requiera atención. Existen varias formas de regular la despersonalización, siendo la más práctica el descanso pero si eso no es suficiente (porque no me siento cansado y vea) hay dos herramientas que seguramente deberá fortalecer que son: El arte y la intuición.

No soy muy amigo de dar consejos de autoayuda porque se me hace que suelen decorar conceptos simples con carreta, pero es que el arte es una forma personal e intransferible de interpretar fragmentos de la realidad, y si la despersonalización crea espacios difusos en su vínculo con la realidad pues aproveche y pinte, escriba, cante o alguna vaina.

La intuición por su parte es más compleja y para confiar en nuestra intuición nos toca primero diferenciar las decisiones que tomamos en función de nuestro bienestar de las que tomamos en función del bienestar de los demás. Eso es fregado porque si bien estamos diseñados para vivir solos, «el sabor de la felicidad» existe cuando compartimos con otros.

Debo confesar que no es fácil hablar de salud mental porque comúnmente se cree que la depresión y la ansiedad se curan dejando de pensar en bobadas, pero la mente se alimenta y produce residuos igual a los demás sistemas de nuestro organismo. Así que si siente una especie de «cólico mental» piense en qué le está echando a la cabeza, si es saludable y sobre todo si realmente quiere consumirlo o lo hace para cumplir con las metas que su entorno le exige.

A %d blogueros les gusta esto: