Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

NO es necesario tener una disciplina de trabajo para ser emprendedor

En: La Guía

Tener una disciplina de trabajo parece ser la primera tarea que debe realizar a la hora de crear su carrera como profesional independiente, y fue una de las primeras cosas que hicimos cuando comenzamos nuestro proyecto de vivir y trabajar fuera de la ciudad. Sin embargo notamos que con el tiempo la disciplina se hizo insostenible e incómoda y dejamos de tenerla; como resultado encontramos que los proyectos que realizamos hoy en día son sorprendentemente mejores que cuando le dedicábamos 4 horas al día de manera casi religiosa. ¿Por qué sucedió esto?

La disciplina de trabajo nos permite organizar el tiempo que le dedicamos a diferentes actividades «para que nos rinda», pero cuando el tiempo se vuelve un recurso abundante por ser independiente y tener pocos gastos, el afán se convierte en pereza. De la buena.

Disciplina de trabajo | Aldeanos Digitales

Los proyectos más interesantes que hemos desarrollado surgieron en momentos y espacios no laborales.

Porque no contábamos con el efecto resultante de no necesariamente «tener que» hacer cosas en momentos específicos, y es que la creatividad se nos salió de la oficina y terminamos diseñando nuestros proyectos en momentos y espacios no laborales.

Como pasó también que el trabajo y la vida personal empezaron a mezclarse (no todo es color de rosa). Después de tres años, varias conversaciones y un par de crisis descubrimos que ya no trabajamos, simplemente ejercemos nuestra vocación.

Que en la práctica se traduce en encontrar algo que a uno le guste, reconocer que hay suficiente tiempo para hacerlo y conseguir las herramientas para lograrlo. Aldeanos Digitales y nuestro perfil de AirBnB son la prueba de ello.


De manera que la disciplina de trabajo puede ser fácilmente reemplazada por una vocación fuerte y un estilo de vida sin muchos compromisos administrativos, que pueden no ser de su agrado si lo que le apasiona son los resultados efectivos a corto plazo y por supuesto, la plata.

Seguramente la plata ha sido el «aguafiestas» de muchos proyectos que ha pensado realizar en algún momento de su vida, y pese a que es posible vivir bien y más tranquilo que en una ciudad es importante tener en cuenta que la plata es el medio con el cual usted intercambia productos y servicios con el resto del mundo, para lo cual la disciplina es una buena aliada.

Prescindir de la disciplina para llevar a cabo sus proyectos hace difícil determinar cuándo y cómo se van a dar. Sin embargo al convertir la disciplina en vocación, la pereza en innovación (porque encontrará la forma de obtener el mismo resultado con menos esfuerzo) y la terquedad en persistencia, notará que los resultados positivos son inevitables y muy gratificantes si logra diseñar un estilo de vida donde no dependa del afán.

A %d blogueros les gusta esto: