Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

La dicha de vivir en el campo y el desconcertante efecto burbuja

En: Opinión

El efecto burbuja es un concepto económico donde una serie de especulaciones sobre la respuesta del mercado frente a un producto hace que su valor se incremente, antes de que la demanda justifique dicho precio. En otras palabras es como si alguien dijera que la gente va a comprar un producto de manera masiva y la burbuja se rompe cuando por diversas circunstancias la gente finalmente no lo compra.

Ahora, el imaginario alrededor de la felicidad y su relación con la vida en el campo puede crear un efecto burbuja

Efecto burbuja y vivir en el campo | Aldeanos DigitalesNo es propiamente nuestro caso ni el de nadie conocido, es más bien un compendio de muchas historias y opiniones de gente que ha cambiado su estilo de vida y de huéspedes que reflexionan sobre su experiencia cuando nos visitan. Sucede que por varias razones o especulaciones (haciendo una analogía al efecto burbuja) se suele pensar que en el campo todo es vida, felicidad y paz espiritual, Lo cual no es cierto. La razón es simple: El campo no ofrece respuestas, pero el tiempo que usted recupera e invierte en un entorno natural le puede ayudar a pensar mejor. Y muy diferente.

Por eso nos parece sensato (al igual que otros artículos que hemos escrito) compartir un poco “el lado B” de vivir en el campo ya que el principal obstáculo que enfrentamos quienes hacemos este tipo de proyectos y quienes lo quieren hacer es fundamentalmente el miedo a que las cosas no salgan como imaginamos.

Estos son algunos de los factores que crean el efecto burbuja alrededor de vivir y trabajar fuera de la ciudad

“Me levanto cuando quiera, manejo mi tiempo y me dedico a la tierrita”

Efecto burbuja y vivir en el campo | Aldeanos Digitales
Van a pasar inevitablemente dos cosas: Le va a sobrar tiempo para reflexionar sobre qué carajos está haciendo en un potrero en medio de la nada después de gastarse una millonada en una carrera profesional, o le va a faltar energía (y técnica) para sacar adelante la huerta que además de darle comida pueda generar ingresos, ya que el reto es volver su tiempo productivo a través de una actividad agrícola que sea rentable.

“En mi oficina son relajados entonces voy un par de veces por semana, trabajo y vuelvo al final del día a la finca”

Efecto burbuja y vivir en el campo | Aldeanos Digitales
En muchos casos funciona, pero marca claramente la diferencia entre vivir y dormir en el campo. En nuestro caso decidimos sacrificar nuestra estabilidad económica (o sea un trabajo estable en la ciudad) por la oportunidad de entender, aprender y desarrollar proyectos en el campo aunque es completamente opcional; mi punto era que no tenía sentido levantarme con el sol para llegar temprano a una oficina y volver cuando ya se había ocultado, ya que no tendría sentido vivir en una finca para solo dormir.

“Es que en el campo la plata rinde más. Viviendo en el campo me quedaría más de la mitad del sueldo libre”

Efecto burbuja y vivir en el campo | Aldeanos Digitales
Esto es cierto. La verdad es que sí rinde más la plata fuera de la ciudad, pero se reducen las posibilidades de obtener ingresos. Independiente de su profesión o lo que haga para vivir hay que entender que en el campo hay más naturaleza y animales que personas, haciendo que la demanda de productos y servicios se reduzca bastante. Diría que muchísimo.

Si ese no es un problema para usted y logra adaptarse a vivir con muy poca plata, el siguiente reto es sobrevivir al intervalo de tiempo que transcurre entre el momento en que se gasta la plata y la vuelve a recibir, considerando que no hay tantas tiendas ni productos para escoger y que usted cada vez se hace menos “visible” en el medio, lo cual repercute en que la probabilidad de que lo contraten se reduzca.


“Y es aquí donde explicamos cómo lo hicimos nosotros y por qué a diferencia de otros, lo logramos. Pero tampoco es así.”

En general esto de vivir y trabajar fuera de la ciudad se parece más a vivir en otro país (como japón o Islandia por ejemplo) ya que no hay referencias para decir que es mejor o peor. Simplemente en estos años hemos estado colocando cosas en una balanza imaginaria mientras vivíamos el efecto burbuja para descubrir que nuestra vida en el campo comenzó el día que la burbuja después de varios años se rompió, y terminó siendo sorprendentemente más divertida 🙂

A %d blogueros les gusta esto: