Retos de construir una Tiny House parte 3: El pozo séptico

En: La Guía

El pozo septico en una tiny house es una de esas cosas que no consideramos en nuestro sueño de vivir con poco en un terrenito lejos de la ciudad, pero créanme que fácilmente puede ser el talón de aquiles de su proyecto de tiny house.

Mantener un pozo septico en una tiny house no es difícil pero no es agradable en lo absoluto y vale la pena innovar en este tipo de soluciones

Porque un pozo septico no es más que un hueco donde llegan las aguas negras, o sea todo lo que sale del inodoro. Este hueco, pozo o tanque con el tiempo se llena y hay que vaciarlo, y en teoría si solo fuera agua con popó y orines digamos que es relativamente fácil de procesar y volver a la tierra; pero si no nos importa separar lo que echamos a la basura menos nos va a importar lo que se vaya por el inodoro.

Y es así como el pozo septico en una tiny house se convierte en un asunto polémico que debe definirse antes de construir la casa

El hueco es lo de menos. Cuando hablamos de un pozo septico debemos considerar que vamos a lidiar con agua contaminada que produce olores y que debería drenar con facilidad para que no se acumule y se rebose, lo cual sale muy costoso. Literalmente un mierdero.

Después de hacer varios pozos septicos más el mantenimiento actual que me toca hacer concluyo que el problema no es el pozo, es la utilización de agua (encima de eso potable) para gestionar este tipo de residuos.

Como así, ¿O sea que un pozo septico en una tiny house va o no va?

Puedo sonar paranoico pero se me hace que el planeta ya no está como para desperdiciar litros de agua bajando la cisterna.

Mi punto es que un pozo septico no es necesario para gestionar este tipo de residuos y que de hecho se pueden aprovechar de otra manera, en vez de dejarlos disolviendo en agua por tiempo indefinido. En cambio el agua sí es imprescindible para muchas cosas cuando vivimos en una tiny house, sobre todo cuando no contamos con una red de acueducto de ciudad, no veo sentido en literalmente desperdiciarla en un pozo septico.

Técnicamente hablando es mucho más eficiente gestionar estos residuos en seco, es decir sin usar agua como vehículo.

Seguramente ya habrán escuchado de los baños secos y sus variedades.  Realmente no es algo complicado, se me hace que le meten mucho misterio o lo adornan con discursos ambientales pero en la práctica es convertir los residuos sólidos en materia orgánica de la forma en que todo lo demás se descompone y vuelve a ser tierra.  Hasta a nosotros nos pasa cuando morimos.

En conclusión el reto del pozo septico en una tiny house no es cómo hacerlo sino cómo evitar hacerlo para aprovechar mejor el agua y convertir un residuo sólido orgánico como los deshechos humanos en parte de otro sistema natural de recuperación del suelo.

Apuesto que no imaginaban que el artículo iba a terminar así, jojo.