Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

“Ellas no saben nada y lo saben todo a la vez”

En: Sabias montañeras

En medio de la cordillera oriental, en el altiplano cundiboyacense, nace una generación de ‘Sabias Montañeras’:  mujeres que se identifican por su temple y un conocimiento patrimonial que emerge de la agricultura, de la comida criolla y unas manos fuertes y artesanas.

‘Sabias Montañeras estará en Apparte ong (Tunja) hasta el 25 de abril. Foto/Adhín Muñoz

 

Por ello, decidimos llevar nuestras Sabias Montañeras a la capital de una de las dos regiones que conforman esa región. Desde aquí decidimos hablar con luz una vez más y mostrar por medio de la fotografía a una mujer campesina que es posible retratar cuando está  alegre, destacando los colores que la rodean, la belleza de su piel, de la ropa que lleva puesta.

La inauguración se llevó a cabo el 10 de marzo en la organización Apparte.

Logramos que personas como Mauricio Hurtado, asistente de la exposición, vieran en cada una de ellas a una sola mujer, “a mi abuela que pese a ser del común, lo sabía todo, y es por eso esta exposición me genera nostalgia, pues toda la vida he estado rodeado de mujeres que han influenciado en mi carácter y parte de mi personalidad”.

Curiosamente las personas que han visto estas fotografías encontraron más elementos que caracterizan este trabajo y por eso queremos compartirlo con ustedes:

 

 

  • Descubrimos que es posible resaltar la cocina de leña, los tiestos, la silla de madera añeja y todas las herramientas que utilizan en el campo como elementos preciosos que forman parte de una obra de arte y no simbolizan una condición de pobreza o miseria.
  • Que la fotografía documental también puede ser constructiva y para ello es necesario dejar de enfocar la ‘pornomiseria’.
  • Aunque la gente nos encasille en el arte, ‘Sabias Montañeras’ no es arte, es fotoperiodismo, es una serie lograda en tiempo real, sin producción. Creemos que la fotografía es una herramienta para comunicar y educar.

    El aparatoso sonido de tres fulanos y.. un zutano

  • Los espacios en los que hemos exhibido los retratos los convertimos en un espacio de interacción, de aprendizaje y contemplación por la mujer rural, los instrumentos y la gastronomía del campo.
  • La retribución con la fuente es una ley para continuar haciendo fotografía. ¿Saben cuál fue la nuestra? Un encuentro con nuestras Sabias, donde ellas se vieron a través de un papel después de muchos años. El resultado fue acogedor porque ahora quienes las ven en el mercado, en la calle o en sus casas las reconocen como mujeres versadas por llevar una tradición.

“Gracias por fijarse en lo poquito que sabemos”, Clementina Barajas, sabia del cultivo orgánico

  • La fotografía es el resultado de una intervención. Luego de muchas horas de charla, de escuchar sus historias con una taza de chicha, un sancocho de gallina o una tarde haciendo queso, ahí si obturamos la cámara.
  • Son mujeres que no quieren mostrar lastima, todo lo contrario, en medio de cada disparo, ellas, de forma autónoma, se mostraron como mujeres de admirar, como protagonistas de una historia alegre, que enaltece los oficios del campo como un saber preciado y no como una actividad doméstica.

 

“Esta exposición en particular me genera nostalgia porque toda la vida he estado rodeado de mujeres. Recuerdo a mi tía Alicia  que pese a ser una mujer del común, es una sabia. Ella no sabe nada y lo sabe todo a la vez”, Mauricio.

 

Sabias Montañeras estará hasta el 25 de abril en las instalaciones de  Apparte ong (carrera 13A n. 22-59, Tunja)

 

Construyendo paz

Apparte es una organización para el desarrollo cultural comunitario y la educación popular en Tunja. Gracias a Emilse y Leonardo por abrirnos las puertas de este espacio donde prima la igualdad y el aprendizaje. Gracias porque, por medio de la fotografía y la música, pusimos un ladrillo a este espacio donde se construye paz.

 

A %d blogueros les gusta esto: