Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

La diferencia entre invertir o arriesgarse a tener una tienda online

En: Futuro, La Guía

Invertir en una tienda online así de entrada es una excelente idea por muchas razones logísticas y comerciales, pero puede ser un mal negocio si no tiene claros los componentes esenciales del e-commerce y negocios digitales.

Seguramente ya sabrán que estamos ofreciendo una promoción para tener su propia tienda online (por tiempo limitado), sino que nos parece prudente explicar o digamos resolver inquietudes alrededor de este tema porque pues todo el mundo está ofreciendo oportunidades de inversión como locos a raíz de la cuarentena y la incertidumbre sobre la estabilidad laboral, pero invertir en una tienda online no es ni multinivel, ni red de mercadeo, ni pirámide ni nada de eso. Es como tener una tienda de barrio en el garaje de su casa pero digital. Exactamente eso.

Para invertir en una tienda online debe tener claras tres cosas: Qué va a vender, cuánto puede almacenar y cómo lo va a entregar

Invertir en una tienda online - Aldeanos DigitalesUna tienda online al igual que cualquier actividad comercial va a requerir organización y logística para que funcione, pero va a necesitar menos personas para operar y este punto es realmente el cambio más importante que representa invertir en una tienda online respecto a cualquier negocio o empleo: Usted realmente es toda la empresa, lo que significa cero local, cero empleados y menos gastos administrativos.

Pero volviendo al punto, va a necesitar organizarse y para eso lo más importante es tener claro, clarísimo, clarisisísimo lo que va a vender porque de eso dependen los demás componentes. Una vez lo tenga claro (sino en nuestra promo tenemos sesiones de trabajo para ayudarle a identificar lo que puede o debería vender) siguen otros dos componentes esenciales que son: Cuánto y cómo puede almacenar lo que va a vender y cómo lo va a entregar.

Porque queremos recuperar la inversión y hacer plata sin salir de casa, entonces podemos teóricamente vender lo que sea.

Esta reflexión es interesante porque vender lo que sea y no vender nada, si se ponen a ver es exactamente lo mismo. Yo sé que da «miedito» embarcarse en proyectos nuevos (sobre todo cuando uno no sabe bien cómo funciona el comercio digital), por eso el reto es decir «voy a vender camisetas» o postres, artículos de segunda, pero no los tres juntos porque sin pensarlo puede tener más problemas que resultados y le va a echar la culpa a la tienda online que realmente no toma decisiones de ese tipo.

El Stock, lo que realmente podemos almacenar

Invertir en una tienda online - Aldeanos DigitalesNo todo lo que podemos vender es fácil de almacenar, sea porque pierde su frescura en poco tiempo o porque ocupa espacio, pero también porque puede dejar de ser útil o relevante para quien lo vaya a comprar. Comprender en detalle el cómo y cuánto puede almacenar determina dos aspectos importantísimos en una tienda online: El precio de venta y la cantidad de productos disponibles.

En otras palabras si tiene mucho stock luego va a tener que venderlo a huevo para salir de él, o puede producir muchas unidades (en el caso de las comidas) que se le pueden vencer. El almacenamiento es definitivamente un componente muy importante.

La entrega, la ventaja más grande de una tienda online en tiempos de pandemia

Invertir en una tienda online - Aldeanos DigitalesEsta es una de las razones por las cuales deberían invertir en una tienda online (de hecho aquí entre nos nosotros también vamos a crear una muy pronto): La entrega de productos es muchísimo más segura que en cualquier otro escenario y hay muchas opciones para gestionar los envíos. Entonces en vez de ir al supermercado o a la tienda física para después llegar a la casa, bañarse, lavar la ropa y desinfectar todo con trapitos de cloro, pues consiga un proveedor que haga eso por usted, que sea especialista en protocolos de seguridad para estos casos y que garantice que no hay riesgos sanitarios entre el punto de recogida (donde usted tenga las cosas para entregar) hasta el destino final (la casa del comprador).

Para cerrar, diría que antes de decidir si vale la pena invertir en una tienda online o concluir que «eso no sirve porque a la gente le da miedo comprar por ahí» piense primero que la gente no le puede tener miedo a comprar algo que usted no tiene claro si va o puede vender.

Eso sí cuando la tenga clara y quiera de verdad crear su negocio digital escríbanos y sacamos ese negocio sorprendentemente rápido mientras pasa la temporada dura de cuarentena; porque apenas abran el turismo quizás hagamos más tiendas online pero le va a costar como mínimo, el doble.


PD: Un caso de éxito de una tienda desarrollada por nosotros es www.latechoco.com de la cual vamos a escribir muy pronto. Este es un caso donde su dueño al comprobar los resultados de ventas online decidió cerrar su local físico y gestionar el 100% de sus ventas por Internet, lo cual se le facilita porque los productos de cacao que fabrica son increíbles. Un buen producto, buen stock y buena logística, el negocio digital perfecto.

A %d blogueros les gusta esto: