Ludificar el conocimiento y su importancia para el futuro

En: Opinión, Revoluciones colectivas

Ludificar el conocimiento puede ser un paso contundente para transformar el mundo de muchas formas, ya que los métodos tradicionales no están dando resultado. A esta reflexión llegué después de ver Patch Adams (una película de los noventa) y de recoger basura de los alojamientos esta mañana que en serio me está generando un conflicto personal.

Básicamente estamos produciendo demasiada basura y lo peor es que parece que no nos importa, pero en realidad es que no sabemos consumir, mucho menos gestionar residuos. Pensaría que la solución está en educar mejor a los niños pero qué va, los adultos necesitamos cambiar nuestros hábitos de manera urgente.

La verdad es que respecto a la gestión de residuos, conciencia colectiva, la vida en pareja y otros temas de «adultos» que deberíamos manejar de manera eficiente somos bastante ignorantes por una razón, y es que no nos enseñaron bien muchas cosas. La generación de nuestros papás (que debe andar entre los 60 y 80 años) vivió en un mundo análogo con valores infundados por la ética y el catecismo, valores que desafortunadamente nadie respeta hoy en día.

Ludificar el conocimiento es algo así como re-aprender lo que creemos que sabemos

Ludificar el conocimiento | Aldeanos Digitales

La tendencia a ludificar ciertas actividades es tan antigua como la cultura misma.

Ok, primero definamos qué es ludificación. En términos simples se trata de incorporar componentes propios de los juegos como retos, niveles o puntuaciones en situaciones o procesos que no son juegos, con el fin de estimular la motivación en quien debe resolver el objetivo.

Por otro lado es importante entender que NO es un juego y no debe parecerse a un juego en ningún aspecto, que es donde he notado que esto de la ludificación o gamification fracasa porque no es vender algo en formato de juego.

¿Y qué tiene que ver la ludificación del conocimiento con la basura?

Pues que no gano nada poniendo letreros ni escribiendo sobre la importancia de gestionar los residuos sólidos cuando culturalmente estamos acostumbrados a olvidar y por eso nos meten tantos goles. Se me ocurre que puedo reducir considerablemente la basura que producimos (huéspedes y anfitriones) a través de la ludificación de conocimiento, así que si coincide que le encantan las suculentas y quisiera llevarse unas para su casa cuando nos visite le tengo un reto 😉