Un refugio canino cerca a Bogotá

En: Inspiración

Un refugio canino cerca a Bogotá con buenas instalaciones y personal capacitado es difícil de encontrar en nuestro país.

Y estaba yo dándome una vuelta por las redes sociales cuando me encontré este video sobre la Fundación S.O.S. de Fusagasugá, que para quienes admiramos y adoramos a los animales como yo es uno de esos proyectos que merecen dedicarle la vida entera.

De pronto en el futuro podría dedicarme a eso, pero por ahora lo que me interesa es dar a conocer este tipo de lugares para que podamos apoyarlos

Hace poco me decía un amigo que afortunadamente hay mayor conciencia sobre la dignidad y cuidado de las mascotas hoy en día porque antes básicamente los educaban y convivían con ellos a punta de palo.


Y ya que sobrepasamos esa barrera de ignorancia y arrogancia como especie es un buen momento para ejercitar nuestro privilegio como humanos, que es la capacidad de proteger a las demás especies.

La verdad es que debemos mucho a nuestras mascotas, especialmente a mantenernos mental y emocionalmente estables después de tantos eventos fortuitos y desafortunados que hemos vivido de muchas maneras en los últimos meses. Y no sabría decir qué tan importante viene a ser la salud mental de sus mascotas pero en gran parte usted se mantiene cuerdo y sano gracias a ellos.

Este refugio canino cerca a Bogotá necesita nuestra ayuda y no necesariamente con donaciones

La fundación S.O.S. como mencioné antes no es, digamos, una fundación cualquiera; es un verdadero complejo especializado en el cuidado de los perros que llegan por distintas razones y cuenta con muy buenos servicios. Lo que pasa es que entre más grande y moderno sea el lugar los gastos administrativos crecen de la misma manera, y si yo con 8 perros me veo apretado en ocasiones no me imagino cómo será con más de 1000.

Lo que piden (por si no vieron el video completo) es apoyo ya sea con voluntariado o adoptando de manera consciente

¿Y qué significa adoptar con conciencia? Pues que un perro es una relación que dura toda la vida y merece ser tratado como cualquier otro ser vivo que merezca respeto, como su mamá o «el más antiguo de su casa» como dirían en el ejército. Entonces adoptar para tomarse selfies y dejar el perrito encerrado en el balcón no aguanta; mejor reflexione un poco y cuando pueda y quiera compartir su vida con él, adopte.

Para finalizar, hay muchos refugios caninos que necesitan ayuda. El bienestar de un perrito sin dueño no depende de las instalaciones sino del corazón de las personas que dedican su vida a ello.

Que de inmediato me recordó la fundación Instinto que también ncesita apoyo y fue la que me inspiró a literalmente dejar cualquier cosa que esté haciendo para sentarme a escribir y ayudar a difundir su labor. Así que porfa, si tienen algo que pueda servirles a estas fundaciones para seguir adelante los invito a recordar para qué somos seres humanos y apoyemos este tipo de proyectos.

Todos sabemos que todos estos perritos darían su vida para ayudarnos 🙁