Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Relaciones sostenibles: Cuando cuidar el medio ambiente va más allá de la naturaleza

En: Kambu, La Guía

Las relaciones sostenibles al igual que el medio ambiente requieren una serie de cambios y compromisos de nuestra parte, para que los recursos que nos ofrecen se puedan recuperar antes de que los volvamos a necesitar. Por ende es inevitable encontrar entre conversaciones de amigos las similitudes entre la naturaleza y las relaciones humanas, en especial cuando consideramos el tiempo y dedicación que invertimos en otra otra persona como recursos.

En general las relaciones sostenibles son aquellas donde ambas personas ofrecen y reservan sus recursos mutuamente de tal manera que pueden convivir en el tiempo, con la certeza de que ese balance entre dar y recibir es suficiente para superar cualquier dificultad pasada o futura que les traiga la vida.

Y por otro lado están las relaciones insostenibles donde independiente de las intenciones, uno de los dos al final sale perdiendo. Y no me refiero a los sentimientos, la confianza o la ilusión porque finalmente esas son las monedas más comunes que ponemos en juego cuando trabajamos en conjunto con una o más personas; me refiero a los recursos “naturales” de cualquier adulto contemporáneo: Tiempo, dinero y conocimiento.

Aplicando la sostenibilidad en la independencia laboral

Una de las cosas más gratificantes de vivir y trabajar fuera de la ciudad es la capacidad de aplicar algunos principios de sostenibilidad que hemos aprendido en el campo a nuestro trabajo, que nada tiene que ver con la agricultura. Curiosamente son muy parecidos, solo que las decisiones que toman nuestros vecinos campesinos frente a la cosecha o los proyectos agro-industriales suelen ser menos diplomáticos y en ocasiones desconcertantes, lo cual nos lleva necesariamente a adaptarlos a nuestro contexto. Este ejemplo es un poco raro pero explica bien a lo que me refiero:


El dilema de las cabras

La cabra de un vecino tuvo 4 crías pero las cabras pueden amamantar entre 2 y 3 crías porque solo tienen dos ubres, haciendo que fuera insostenible mantener los 4 cabritos, por ende la cuarta cría tenía muy pocas probabilidades de sobrevivir naturalmente.

El dilema del proyecto Web

Un cliente nos pide contratar un equipo de 3 personas pero una de ellas no logra satisfacer los requerimientos del proyecto, haciendo insostenible cubrir los costos adicionales para recuperar las metas que no se cumplieron y el proyecto se congela indefinidamente.


En ambos casos el ejercicio se hizo insostenible porque los recursos no eran suficientes para atender la demanda y fracasó naturalmente. Sea con cabras o con sitios Web es fácil prever futuros inconvenientes al anticipar los factores que afectan la sostenibilidad del proyecto.

La sostenibilidad en las relaciones personales

Relaciones sostenibles | Aldeanos Digitales

Los casos más frecuentes de fracasos en relaciones sostenibles están en mujeres entre los 25 y los 30 años.

El reto de aplicar este concepto en las relaciones humanas es que hemos creado un estilo de vida tan complejo que es difícil identificar si el combustible de la relación es la complicidad o la conveniencia.

Por lo general los casos más frecuentes de fracasos en relaciones sostenibles que encontramos en las personas que nos visitan son de mujeres entre los 25 y los 30 años, y a pesar de no ser expertos en esos temas sabemos lo reconfortante que es contar con alguien que nos escuche en esas situaciones, de las cuales hemos encontrado un dato intrigante: El principal obstáculo para establecer una relación sostenible es el miedo de los hombres a perder la oportunidad de tener una vida con mayor estabilidad económica o una residencia en un país extranjero.

Parece que hoy en día la búsqueda por un mejor futuro es más importante que disfrutar el presente.

A %d blogueros les gusta esto: