¿Pueden los residuos sólidos revelar información sobre nosotros?

En: Opinión, Revoluciones colectivas

El manejo de residuos sólidos ya es un problema mundial que jodió a las generaciones futuras, la frase de cajón de «un futuro para nuestros hijos» lastimosamente caducó.

Básicamente estamos consumiendo recursos como unos degenerados, a crédito y sin forma de pagar a futuro porque no se van a renovar. A esta reflexión llegué esta mañana cuando los perros asaltaron las canecas de basura después de una semana santa con huéspedes, de ahí lo contundente (disculparán el mal genio pero recoger basura de otros es muy aburridor).

Sucede que los residuos sólidos revelan mucha más información sobre nosotros de lo que quisiéramos

Residuos sólidos y turismo | Aldeanos Digitales

Una vez ví a un tipo botando la botella al mar en Taganga. El tipo estaba tan ocupado haciendo negocios que no se dio cuenta que estaba en medio del agua seguramente. Hágame el favor.

Seguramente le habrá pasado que va un domingo por la calle y ve una pila de botellas de licor en una esquina y dice «Ush, se la pegaron anoche» pero por lo general no ve una pila de comida y dice «Oooh, qué buena comilona se pegaron anoche». Con este par de evidencias podríamos especular con cierto grado de certeza sobre eventos que sucedieron la noche anterior en los alrededores, pero no es el tipo de información que me interesa; lo que revelan los residuos sólidos (y me preocupa) es la ausencia creciente de conciencia frente a lo que desechamos creyendo que no tiene otro destino que el basurero, porque veo que cada vez la misma cantidad de personas produce más residuos.

No se trata de decir si somos parte del problema o de la solución, se trata de cómo hacer un manejo de residuos sólidos adecuado

Porque cuando usted deja la bolsita de basura en la puerta con la sensación de que está haciendo algo bueno por el planeta no está haciendo más que delegar la gestión de estos residuos a una empresa que finalmente la va a echar en un hueco donde nadie la huela.

Por experiencia sé que más del 95% de los residuos sólidos no son basura y pienso que realmente hablaríamos de un cambio si al menos la mitad de la población supiera lo mismo (que no va a pasar), pero mientras tanto les dejo una definición rápida y precisa para hacer un mejor manejo de residos sólidos en cualquier lugar donde a sumercé le dé por consumir cualquier cosa:

  1. Los residuos sólidos de clasifican en orgánicos e inorgánicos y deben estar separados.
  2. Los residuos orgánicos a su vez se separan en carnes y vegetales.  También deben separarse.
  3. Los vegetales se juntan con otros para producir compost, que es un fertilizante natural
  4. Las carnes (con sus huesos) se entierran para que descompongan naturalmente
  5. Los inorgánicos se separan en reciclables y no degradables.  Deben separarse.
  6. Los reciclables como su nombre lo indica deberían ir a un centro de reciclaje.
  7. Los no degradables si no es mucho pedir, evite comprarlos o en el peor de los casos déjelos en la basura.
Solamente con comprender esta clasificación de residuos sólidos estamos reduciendo la contaminación en más de la mitad y claro, de pronto requiere un poco más de atención en los detalles a la hora de botar la basura pero confío en que tenemos la capacidad y la conciencia para lograrlo.  Es decir, no es física cuántica ni nada de eso.

Por cierto conozco una empresa especializada en estos temas que ademas dan capacitaciones y charlas para empresas y conjuntos residenciales.  Se llama OPA orgánicos y si les interesa esto de ser menos cochinos mientras estemos vivos vale la pena asesorarse.