Si existe una manera de conservar una tradición, de luchar contra el olvido, de hacer un acto de resistencia ante el colonialismo en el territorio latinoamericano es a través de la memoria. Memoria que fue conservada gracias a la oralidad, esa que mantuvo por años blindadas las tradiciones de los palenques, que trajo a nuestros días a través de cuentos para niños las historias de nuestros ancestros, esa que se mantiene a través de construir identidad.

Por eso, en 1983 la socióloga aymara Silvia Riversa Cusicanqui decidió contar la otra historia, la historia de los indios.

Como un proyecto de investigación nació en Universidad de San Andrés en la Escuela de Sociología el THOA  “Taller de Historia Oral Andina en el que un grupo de estudiantes, en su mayoría Aymaras, que pasaban el curso de Superestructura ideológica con Silvia Rivera Cusicanqui, estudiaron e investigaron la participación indígena en los levantamientos. Soplaban los vientos de la historia oral así como la emergencia de los indígenas.

 

Con la ayuda de la tradición oral y la investigación realizada por lo estudiantes “El THOA se instituyó como una plataforma de investigación, difusión y circulación de los saberes y conocimientos de las poblaciones indígenas, sus prácticas sociales, políticas, económicas y culturales, sus problemas y demandas; así como la riqueza de la memoria de las comunidades y el pueblo aimara.” El Telégrafo

 

Difusión que se llevó a cabo a través de publicaciones como; Los artesanos Libertarios y la ética del Trabajo, Ayllu: Pasado y futuro de los pueblos originarios, entre muchos otros libros que develan otra historia donde los pueblos indígenas tienen especial protagonismo. Para llegar a los Aymaras fue necesario hablar en su idioma. Por eso, otra forma de difundir los hallazgos de la investigación fue la creación de radionovelas, más de ocho, en las que se relataron las historias de los indios, la otra historia que estuvo oculta hasta ese entonces.

Entrevista con los integrantes del Taller de Historia Oral Andina

 

 

 

Gracias al trabajo que ha realizado Silvia Rivera Cusicanqui, la mujer, la historiadora, la “socióloga de la imagen” como ella misma se hace llamar, y el de todas las personas que hacen parte del THOA, se han mantenido vivas las tradiciones, los saberes de los pueblos originarios, reconociendo la memoria de su territorio.

Categorías: Sabias montañeras.