Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Una tiny house desde nuestra perspectiva como habitantes

En: La Guía, Opinión

Excelente artículo que fue un poco más allá del romance cósmico tradicional con el que se refieren a las Tiny Houses.

No pensábamos que construir una casita pequeña se fuera a volver “trendy” pero parece que el tema se ha vuelto bien interesante a raíz de la creciente tendencia de estilos de vida no urbanos.

Irónicamente la última entrevista que nos hicieron fue de Cartel Urbano y tuvo gran acogida; sin embargo como en cualquier medio de comunicación hay varios temas de interés que responden a lo que le interesa a la audiencia, pero como en todo quedan “residuos” de información. No por el artículo (de hecho es el más completo que nos han hecho) sino por la forma en que se propaga y la gente reacciona.

Esos residuos o huecos son los que vamos a tapar con este artículo porque nuestra idea con Aldeanos Digitales es inspirar, no presumir o provocar envidia.

Porque es una casa pequeña, nada más. No nos convierte en ecologistas, gomelos, hippies o neo-campesinos. Estas son algunas respuestas que muchas personas quisieran encontrar ANTES de planear o desarrollar su proyecto de Tiny House, entre otras, para saber si es realmente lo que estaban buscando:


1. Una Tiny House es en esencia sostenible, no autosostenible

Sostenibilidad es una forma de administración de recursos donde lo que se consume se recupera antes de volverlo a consumir, y entre más se aproveche la naturaleza como sistema, mejor. Una Tiny House es sostenible porque es pequeña, entonces en vez de 12 bombillos necesita 2 ó para calentarla de noche necesita un par de velitas en vez de un sistema de calefacción. Autosostenible sería si la electricidad y el agua que consume se obtienen de fuentes naturales como el agua lluvia o el sol, y los residuos como aguas negras y grises se filtran con materiales locales para evitar que contaminen el suelo. No es nuestro caso (pero estamos desarrollando un proyecto que tiene todo eso).

2. Cada quien vive con lo que necesita

Lo que nos inspiró a construir nuestra casa personalizada fue más el hecho de hacerla funcional que de “vivir con lo necesario”. Si vamos a eso uno no necesita agua caliente ara bañarse, pero igual tenemos un calentador a gas para la ducha. La conclusión de vivir de esta manera con el tiempo hizo que cada vez necesitáramos menos cosas pero por un simple proceso de adaptación. No hay una filosofía profunda detrás de eso y una casa debe responder principalmente a las necesidades de sus habitantes, con lo cual finalmente el tamaño de la casa lo define usted.

3. Las Tiny Houses son la vivienda (y el negocio) del futuro

La verdad no. Si usted tiene digamos 100mt2 disponibles y construye una Tiny House de unos 20mt2 le queda el resto de espacio para disfrutar del espacio al aire libre; pero si un arquitecto visionario diseña un condominio de Tiny Houses pues le van a meter 10 vecinos que piensan igual y se pierde el espacio. A menos que la diseñe tipo Trailer y se la lleve a todas partes, urbanizar con Tiny Houses se hace insostenible porque serían más personas con necesidades diferentes consumiendo recursos en un área menor, lo cual trae más problemas que soluciones.


¿Vale la pena hacer un taller de Tiny House?

Nosotros ya la hicimos y vivimos aquí hace 4 años, pero así como cada casa es diferente las historias de sus ocupantes también. Cuéntenos qué le gustaría aprender sobre construir una Tiny House y si hay “quorum” armamos un taller (un término muy técnico para hacer un asado y hacer sketches en papel) donde descubra si una Tiny House y el estilo de vida a su alrededor puede o no ser lo suyo.

A %d blogueros les gusta esto: