Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Tiny Glamping, la nueva categoría de hospedaje que acabamos de inventar

En: Inspiración, Kambu

Tiny Glamping es un concepto similar a «Tiny House», solo que aplicado a hospedaje (o vivienda no permanente).

Y digo que inventamos esta categoría de hospedaje porque llevo varios días buscando algo similar en Internet pero parece que no hay nada publicado bajo ese concepto, así que a la fecha somos los pioneros.

Kambu: Supervivencia fuera de la ciudad | Aldeanos Digitales

La historia de Kambu y por qué Tiny Glamping es una especie de «accidente positivo»

Resulta que hace unos 2 años se nos ocurrió incursionar en el Glamping, un término innovador en ese momento y que traduce literalmente «Camping con Glamour». Recuerdo que pasé varias noches guardando fotos en Pinterest y buscando ejemplos de este concepto para construir un proyecto de Glamping y publicarlo en Airbnb al igual que las otras cabañas que tenemos. Y lo bauticé Kambu.

Me encantó el tema porque pensé: «Si el Glamping es para amantes de la naturaleza vamos a crear una experiencia donde no tengamos que alterar el espacio sino adaptarlo, así los huéspedes disfrutan vivir entre la naturaleza, no sobre ella».

Entonces agregué varios complementos interesantes al proyecto como un baño seco, energía y calentador de agua solar porque cuando uno sale a acampar no encuentra pozos sépticos ni redes eléctricas. Es decir, me gustó más la idea de optimizar la parte del Camping que la del Glamour y pensé que el Glamping en Colombia se iba a proyectar como una actividad de hospedaje de bajo impacto ambiental, sostenible y armónica con el entorno.

De repente, el negocio del Glamping se convirtió en condominios de burbujas de plástico y jacuzzis en medio de potreros.

Lo cual es diametralmente opuesto a Kambu. Por otro lado dejé un tiempo de lado el proyecto por desarrollar otro negocio de hospedaje digamos «convencional» (una casa campestre y cabañas) pero nos asociamos mal y el proyecto se fue al piso, de lo cual aprendí dos cosas importantes: Una, que no vuelvo a descuidar un proyecto propio por hacer un proyecto con otras personas (por más plata que dé). Y dos, que definitivamente había construido una experiencia de hospedaje innovadora y única que vale la pena compartir. Entonces lo retomé, hice más mejoras y ya está disponible para alquilar por Airbnb con la particularidad que es algo realmente nuevo (al menos en Colombia) donde más que construir una casa en medio del bosque, adapté un bosque para que sea su casa durante el fin de semana.

¿Qué sería entonces Tiny Glamping y en qué se diferencia del Glamping tradicional?

Pues ya que me tomé el atrevimiento de decir que me inventé la categoría, lo que busco con el modelo de Tiny Glamping es lo siguiente:

  • Que sea una adaptación coherente del entorno. Es decir que el bosque, potrero o el lugar donde se desarrolle el proyecto no cambie su esencia después de construir cosas para que usen las personas.
  • Espacios pequeños pero funcionales. Las personas necesitamos muy poco espacio para descansar pero mucho espacio para presumir de todo lo que podemos adquirir. Se denomina Tiny porque se centra en la mayor comodidad en el menor espacio posible. Además uno no ve un animal silvestre con una madriguera de dos pisos con balcón y jardín y pues, estamos compartiendo el espacio con ellos así que chévere compartir a nuestro modo su forma de construir.
  • Obtención de recursos con fuentes alternativas. En este tipo de experiencias es un lujo tener electricidad y agua potable en lugares poco convencionales, pero no nos preguntamos sobre lo que tuvieron que hacer para traer estos servicios hasta la cabaña/domo/burbuja en la que vamos a pasar la noche. No puedo generalizar pero en muchos casos la necesidad por brindar «un buen servicio» implica intervenir ecosistemas frágiles y alterar el equilibrio de varias especies alrededor, lo cual se puede evitar utilizando sistemas alternativos para obtener estos recursos (energía solar, captación de aguas lluvias, etc.)

Podría explicar más cosas o quizás justificar la ausencia de otras, pero prefiero que cada quien construya y concluya sus propias historias una vez viva la experiencia. Así que desde ya, bienvenidos 🙂

A %d blogueros les gusta esto: