Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Trabajar desde casa por Internet: ¿Funciona?

En: La Guía

Aldeanos Digitales | ¿Trabajar desde casa por Internet funciona?

Trabajar desde casa por Internet en teoría debería darle tiempo y dinero para prepararse un cafecito como este todas las tardes.

«Soy dueño de mi tiempo, hago lo que me gusta, soy mi propio jefe». Trabajar desde casa por Internet promete una independencia y autonomía que quizás no encuentre o dejó de tener en el tiempo que lleva manteniendo una rutina de oficina, y considerando la inmensa versatilidad de Internet para trabajar de manera remota pues vale la pena «googlear» sobre el tema para ver cómo es que se mueve la cosa.

Y lo primero que encontramos es ofertas de trabajo de agencias de empleo online, que si bien reflejan una creciente adopción de este modelo de trabajo sin cubículos sigue siendo un empleo. Supongamos que lo que no le gusta de su trabajo no es tanto la oficina sino los jefes y los procesos (cosa que compartimos) y quisiera mejor crear su propia empresa/producto/negocio en el que pueda trabajar desde casa por Internet y le permita pagar las cuentas del profesional moderno promedio.

Le apuesto a que se encontró con un listado de blogs con los típicos «top 10 de» o «10 pasos para», y al leerlos le dio tanta pereza ponerlos en práctica que descartó su investigación y se puso a responder correos.

Ya hicimos el mismo ejercicio, desarrollamos varios proyectos y algunos fracasaron. Otros resultaron. De eso se trata este artículo.

Trabajar desde casa por Internet es la consecuencia de diseñar un proyecto independiente, estable y sobre todo sostenible.

Que son componentes fáciles de obtener gracias a Internet por dos razones fundamentales:

  • La información es virtual, de manera que no existe físicamente.
  • Lo físico son los dispositivos con los cuales accede a esa información, que cada vez son más potentes y pequeños.

De manera que en teoría, usted puede tener un negocio tan grande como usted quiera y tan pequeño como lo quiera transportar. Partiendo de esta base puede trabajar desde su casa por Internet, o literalmente desde donde quiera mientras tenga conexión.

Después de entender la Internet como una herramienta tan poderosa y liviana no tendríamos excusa para no hacerlo, lo cual nos lleva a suponer que el problema no es la herramienta, probablemente es el operario.

Este punto sí es complejo porque lo que lo motive a desarrollar esa idea genial que se le ocurrió hace rato no va a ser la idea como tal, más bien es si esa idea le daría para vivir. Y sí da, solo que toma tiempo y los gastos de vivir en la ciudad no dan espera.

De manera que si quiere trabajar desde casa por Internet, piense primero en cómo hacer que no le cueste tanto vivir en la casa; optimizar los gastos administrativos es definitivamente el primer paso a seguir para comenzar su proyecto como independiente.

Por cierto, ¿le gustaría saber cómo podría trabajar desde casa por Internet? Suscríbase al blog y descargue GRATIS la Guía básica para vivir y trabajar fuera de la ciudad, una completa recopilación de las herramientas claves para diseñar su propio estilo de vida, basado en experiencias reales de emprendedores digitales.
(El formulario de inscripción está al final del artículo).

Como cada proyecto es diferente y es imposible escribir un artículo que cubra los casos específicos de cada persona, les dejamos los 3 puntos claves que debería tener en cuenta si quiere trabajar desde casa por Internet, no importa a qué se dedique.

1. El objetivo no es ni la plata, ni la independencia ni la autonomía. Es el tiempo.

Usted preocúpese por obtener la mayor cantidad de «tiempo libre» posible, y una vez lo tenga piense en cómo invertirlo en su proyecto. El tiempo, la independencia y la autonomía son las consecuencias de descubrir y manejar el tiempo que no tiene que «emplear» o en otras palabras, intercambiar por un sueldo.

2. Dedíquese a encontrar algo que realmente le gusta. Probablemente lo encuentre descartando lo que (soprendentemente) no le gusta.

Es tan sencillo como que al encontrar algo que realmente le apasiona se rompe automáticamente la obligación de hacerlo, y termina «trabajando» en su proyecto sin darse cuenta. Si cree que al trabajar desde casa por Internet no tiene jefes, piense que le falta enfrentar al jefe más estricto y cansón de todos: usted mismo.

3. No salga a buscar clientes, piense estratégicamente en lograr que lo encuentren a usted.

Hay demasiadas personas que quizás estén buscando lo que sea que usted tenga para ofrecer, pero buscarlos uno a uno demanda muchísimo esfuerzo y por ende presupuesto. Si cuenta con una herramienta tan versátil como Internet, piense que su idea se mueve en un mundo donde las distancias literalmente no existen y por ende, es mejor atraerlos que buscarlos.

Y un valiosísimo tip adicional:
Hablando de atraer clientes, un sitio web hoy en día considerando la competencia salvaje de anunciantes que quieren salir en las primeras posiciones de Google es solo el punto de llegada, mas nadie va a llegar a su sitio web de la nada. Su sitio web es la punta del iceberg, la estrategia digital (que es lo que más vale) es todo lo demás 😉
A %d blogueros les gusta esto: