Aldeanos Digitales - Vivir y trabajar fuera de la ciudad

Esto es lo que nadie suele contar sobre el trabajo remoto

En: La Guía, Opinión

El trabajo remoto es una reflexión que surge con frecuencia cuando llevamos varios años trabajando en lo mismo:

“Yo con un plan de datos podría estar haciendo lo mismo que acá relajado y sin tener que aguantarme los trancones para llegar acá. Es más, podría hasta vivir en una finquita y me rinde más; me compro un par de gallinas, hago una huertica y me queda la mayor parte del sueldo libre.”

Que fue más o menos lo que nosotros pensamos hace unos años y por eso nos vinimos a vivir al campo, sin embargo no contábamos con una cantidad de cosas que finalmente cambiaron radicalmente nuestra forma de trabajar. Más allá de presumir de la libertad de horarios y espacio que se adquiere cuando uno diseña un modelo de trabajo remoto existe el alto riesgo de que al estar tanto tiempo fuera de una oficina quizás no quiera seguir trabajando en lo mismo, y ahí es donde llega el momento de decidir entre continuar con la locura de vivir y trabajar fuera de la ciudad o devolverse.

Estas son algunas cosas que aprendimos del trabajo remoto que le pueden servir para saber si lo que quiere es un cambio de vida o unas vacaciones:

El trabajo remoto funciona si una de sus fortalezas es la disciplina


Una cosa es clara y es que los espacios de trabajo están diseñados para concentrarse. Los cubículos, salas de reuniones y demás espacios de trabajo han sido creados para facilitar la consecución de las tareas por parte de sus empleados, de manera que si quiere trabajar remoto es recomendable que diseñe un espacio donde por encima de todo pueda concentrarse. Si lo logra, notará cómo lo que hacía en 8 horas en su antigua oficina lo hace en la mitad de tiempo en su nuevo lugar de trabajo personalizado y empieza a notar que mejora su productividad, de lo contrario las distracciones comienzan a influir en sus tareas diarias y pueden llevarlo a reflexiones profundas, como la de “¿A qué horas terminé atendiendo una reunión de trabajo en medio de un potrero?”. Si surge esa pregunta tiene dos opciones: Volver a la oficina o cambiar de trabajo.

“La cara del santo es la que hace el milagro”. Cuando trabaja remoto el santo es un ícono en Skype

Trabajo Remoto | Aldeanos Digitales


El trabajo remoto promete entre otras la libertad para levantarse tarde, desayunar sin afán, responder un par de Emails y tener todo bajo control, ¿Verdad? El problema es que sus clientes y compañeros de trabajo no disfrutan de los mismos beneficios, con lo cual quiéralo o no va a terminar trabajando no al horario pero sí al ritmo de una oficina.

Y por otro lado está el reto de lograr que le crean. El trabajo remoto ofrece muchas ventajas, pero tiene que demostrarle a sus clientes y colegas de trabajo una eficiencia casi inmediata con este modelo para que sea sostenible, en especial cuando algo falla y no está el responsable en persona para que rinda cuentas.

Si lo llaman y le dicen algo así como “Coja un Taxi y caiga a la oficina cuanto antes que yo se lo pago”, es un buen momento para que evalúe la eficacia y eficiencia de su modelo de trabajo remoto.

Trabajo remoto y “portable” son dos cosas diferentes

Trabajo Remoto | Aldeanos Digitales


Tener un trabajo portable es tener la capacidad de producir (o sea generar ingresos) desde cualquier lugar, mientras que el trabajo remoto se trata de mantener un flujo de trabajo desde cualquier parte. Entender esta diferencia nos permite definir el alcance de nuestro trabajo remoto en términos de locación (básicamente cualquier lugar donde llegue Internet estable), tiempo (estar atento de 9 a 6 no importa en qué lugar se encuentre) y por supuesto calidad en los resultados, porque por todo lo que mencioné anteriormente nadie sabe exactamente cómo es que usted se las arregla para entregar a tiempo y si falla le van a echar la culpa a su estilo de trabajo remoto y alternativo.

Si logra pilotear de manera eficiente todos estos factores, el trabajo remoto es una de esas cosas que agradece haber adoptado; de lo contrario terminará sufriendo para mantener este estilo de vida a flote hasta que eso que tanto lo distrae lo inspire a trabajar en otra cosa.

A %d blogueros les gusta esto: